Morena la causa serás de la triste desventura que le espera al aspirante a candidato presidencial para las elecciones de 2024, Ricardo Monreal Ávila, si no toca retirada antes de que se la  apliquen las huestes morenistas que ya se fueron a la cargada con la candidata de Andrés Manuel López Obrador, la jefa de gobierno de la ciudad de México, Claudia Sheimbaum.   “Malhaya mi suerte ingrata, malhaya tanto penar, aunque esta pasión me mata, yo  nunca te he de olvidar”, puede cantarle a su MORENA ingrata para tratar de consolarse sabiéndose ya fuera de la jugada monreista, mismo caso del Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón. Ambos son compañeros del mismo desamor López Obradorista.    

El Senador Monreal Ávila se asusta de la “pugna inesperada” y se espanta de los “comportamientos facciosos y autodestructivos provocados por la sucesión” que observan el Gobierno Federal, MORENA y su fauna de acompañamiento. Como Andrés Manuel López Obrador, recurre a la historia que “nos muestra que las grandes revoluciones, que en su mayoría han sido violentas, en el mejor de los casos se interrumpen y, en el peor, colapsan, porque quienes las llevaron a cabo fueron incapaces de sostener principios y renovar democráticamente las dirigencias de sus movimientos. A causa de rencillas internas que bien pudieron dirimirse, generaron confrontaciones insalvables y colapso institucional en el proyecto”.

Cruzado el meridiano de la administración amloista, o  el umbral de los primeros tres años del nuevo gobierno, como lo califica  RMA, éste plantea que “el objetivo principal de quienes respaldamos a la 4T debería ser profundizar los cambios institucionales, lograr la transición política y el cambio de régimen, así como conseguir que el sistema político-electoral sea neutral, honesto y esté en mejores condiciones de las que enfrentamos en 2018.Sin embargo, cada día que pasa, la evidencia de los desencuentros internos, lejos de disminuir, aumentan”.

“No pasa nada, el pueblo es mucha pieza, es más que nosotros los dirigentes. Se equivocan quienes piensan ‘a ver, yo soy muy conocido y tengo muchas simpatías y me quieren y aunque yo haga lo que haga, puedo yo encapricharme y la gente me va a seguir porque yo soy muy importante’. No, se equivocan”, le reviró AMLO  a RMA. Ahora, es importante porque ya no es así, ahora es ¿De qué lado estás? ¿Con claridad qué quieres? ¿Te importa escalar, encaramarte en los cargos públicos o contribuir para que haya un cambio en beneficio del pueblo? Pero nada de discurso y demagogia, hechos, no palabras”, sentencia inapelable el guía moral de la 4T.

Como sabe que los inconformes con la imposición de Sheimbaum Ávila, llegado el momento, brincarán las trancas del estable morenista, López Obrador se cura en salud  reprochando  la actitud de quienes “se inconforman ante los resultados de una encuesta y deciden abandonar un partido o movimiento político. No es que cualquier dirigente que diga, ah no salí y entonces se viene la gente conmigo. No, si la gente no está con uno, la gente está por la causa, la gente lo que quiere es la transformación eso es lo que le importa a la gente por eso es que nos apoyan”, clara y puntual advertencia de la que deberá tomar nota Ricardo Monreal Ávila si no quiere que lo cojan desprevenido los apaches.

EL ACABO

*En la misma frecuencia, la senadora del Partido  Movimiento de Regeneración Nacional  y todavía aspirante a candidata por la gubernatura de Oaxaca, Susana Harp Iturribarría, reta al dirigente de ese partido,  Mario Delgado Carrillo, a que  “nos gane a la buena, aplicando lo que Morena propone: no mentir, no robar y no traicionar”, y es que a ella le mintieron, le robaron y la traicionaron, al hacerle “voló carrito” para imponer a su camarada Salomón Jara Cruz.

*La Feria de Tecomán y las Fiestas Charro Taurinas  de Villa de Álvarez 2022 podrían ser canceladas  por el alto riesgo de contagio que representa la nueva variante del SARS-COV-denominada Omicron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here