Como para entrar en calor antes de la presentación de su Plan de Reconciliación Nacional en la Convención para la Reconciliación Nacional que llevó a cabo el sábado 19 de noviembre de 2022 al medio día  partir de las 12.00 horas en la Arena México de la capital de la República, el político zacatecano todavía Coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Movimiento de Regeneración Nacional en el Senado, Ricardo Monreal Ávila, lanzó hacia la ciudad, el país y el mundo, un mensaje político de gran impacto.

“El que yo estoy elaborando es un Plan de Reconciliación Nacional porque no creo en el odio, no creo en el rencor permanente, no cero en la confrontación permanente, sí creo en la conciliación, el acuerdo y el consenso,  creo en la República. Nosotros no queremos el pleito ni el odio ni el rencor, sí nos distingue eso. Por eso fundamos MORENA como una alternativa de vida. Por eso contribuimos a que este movimiento se fortaleciera. Pero la ambición vulgar, desmedida, se ha apoderado de MORENA, y nosotros no estamos de acuerdo con ello”, define y denuncia Monreal Ávila cansado de la marginación, el ninguneo y los ataques sistemáticos a que durante los últimos cuatro años lo sometieron inmisericorde y abusivamente el líder moral de la 4T y sus incondicionales esbirros como la gobernadora morenaca de Campeche Layda Sansores San Román.   

“Usar los medios de comunicación oficiales y el dinero público, usar las redes sociales controlados por el gobierno y los simpatizantes, usar los programas sociales para destruirnos, no era por lo que luchamos, al menos yo como fundador”, no tiene perdón de Dios, acusa “Monri el Indomable”, así bautizado por un grupo de luchadores profesionales que abiertamente le declaron su respaldo sin cortapisas.  

“No, no tengo miedo”, que pa’ morir nací, se subentiende, asegura Ricardo El Valiente, quien sólo a Dios le teme y a Él se encomienda todos los días para que lo proteja de los malvados. “Si van a atacarme y a destruirme, que empiecen, porque les va a costar trabajo”, o como La Valentina,  si lo han de matar mañana que lo maten de una vez.

Verdad incontrovertible es que el avezado político Ricardo Monreal Ávila aguantó hasta donde pudo, hasta el punto en que su lealtad hacia el ensoberbecido tabasqueño a quien respaldó desde que asumió la gubernatura de Zacatecas el 12 de septiembre de 1998, casi un cuarto de siglo, empezó a rayar en masoquismo, en amor indio, pues entre más AMLO lo mal trataba, más le rendía pleitesía RMA. 

Liberado ya de ataduras con el líder moral de la 4T,  y enarbolando la socialmente atractiva bandera de la conciliación, el acuerdo y el consenso, Ricardo Monreal Ávila tiene un año para tender una amplia red de apoyo a su proyecto presidencial 2024/2030 en toda la geografía del país, y posicionarse ante los electores como el candidato de la salvación nacional.

Sin  miedo al éxito, con la fe en el corazón, encomendándose a Dios y al Santo Niño de Atocha, Ricardo Monreal Ávila se declara puesto y dispuesto a resistir a pie firme todo lo que los ultras amloistas le lancen. Un cosa es cierta, con sus pronunciamientos de gran calado le ha puesto ya sabor e interés a la próxima contienda electoral en la que AMLO hará todo lo que a su alcance esté para imponer su ley que no es otra que la de Herodes.

https://www.eluniversal.com.mx/sites/default/files/imagen_social_media/facebook.svg
https://www.eluniversal.com.mx/sites/default/files/imagen_social_media/twitter.svg

EL ACABO

*La alcaldesa de Manzanillo, Griselda Martínez M. (MORENA), enfrenta una  rebelión en su granja liderada por el Síndico Cristian Bolaños Rodríguez y los regidores Jaime Salinas Sánchez, Melissa Hueso Barragán y Ramón Hueso Alcaraz.

*Los primorosos miembros del Cabildo porteño, junto a los opositores de los partidos Revolucionario Institucional, Acción Nacional, Verde Ecologista de México y Movimiento Ciudadano, le están haciendo la vida de cuadritos a la nada fácil de pelar Gris,  de cara a las elecciones del domingo 2 de junio de 2024.

*Ya se verá si, como pregonan sus porristas, ella “no se amedrenta ante sus adversarios” y que, como según ellos  lo ha demostrado, “se crece ante conflicto”.