Los concesionaros del transporte público en Colima, han manifestado su intención de subir el costo del pasaje a los usuarios de las diferentes rutas en la entidad, esto a pesar del deficiente servicio y el pésimo estado que guardan las unidades.

La deficiencia del transporte público en Colima, no solo se centra en el mal estado de los camiones o de la antigüedad de mismos, otro factor a analizar, es que no se cubre la demanda de la población creciente en el Estado.

Cada día los usuarios del trasporte público viven un verdadero viacrucis, al intentar llegar a sus actividades diarias, y si de suerte logran tomar un camión, les toca ir parados, con calor y apretados como sardina, como coloquialmente se dice.

Cada vez que se anuncia un incremento en los costos del pasaje, los dueños de las concesiones prometen bajar el cielo y las estrellas a los pasajeros, manifestado que habrá más y mejores unidades. Promesas que por cierto, nunca se han cumplido después de cada aumento.

El punto de reflexión es que, no solo no compran unidades o rehabilitan las  ya existentes, si no que no respetan los horarios en los que en teoría debería prestar el servicio, dejando a las personas varadas a su surte, en cada uno de los diferentes paraderos de la ciudad.

Si se realizará una encuesta de satisfacción preguntado a la gente, cuál es el precio justo del transporte que utilizan todos los días, de seguro dirán que no vale los 8 o 9 pesos que se cobran, mucho menos se les hará justo escuchar la propuesta de aumentarlo a 14 pesos.

Si los dueños del transporte siguen usando el traslado de personas, conforme a parámetros económicos de la oferta y la demanda, la solución debe de ser que el gobierno estatal modifique la ley, para que se brinde un servicio mixto entre el sector privado y público.

Además en la ley de movilidad del Estado de Colima, se deben adicionar otras alternativas de transporte y movilidad, como ya ocurre en otros estados, en donde se brinda el servicio de: metro, combis, metrobús, ciclovías, por citar algunas.

Otra modificación a la ley de movilidad que podría coadyuvar al mejoramiento del servicio es, incluir más empresas concesionarias, para que la competencia obligue a los dueños de la movilidad en Colima, a ofrecer calidad en el servicio.

*Creador de la columna Ajedrez Político, licenciado en Ciencia Política y miembro de la red mundial modernidad/colonialidad.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here