Después de haber jurado en nombre de su compadre del alma Luis Fernando “Líder invicto en contiendas electorales plurinominales” Antero Valle, que se dedicaría en cuerpo y alma a cuidar y “cambiarle el pañal”  al hijo procreado con su esposa ahora diputada local, Priscila García Delgado, a quien impuso como candidata suplente en la fórmula que encabezó como candidato a diputado por el Segundo Distrito Electoral Local, en previsión  de que la justicia electoral pudiera, como sucedió,  tumbarlo del macho en caso de que ganará la partida, Francisco Javier Rodríguez García, fiel a su estilo, ha dado el cambiazo, se ha echado pa ’tras y ahora anda en pos de un cargo de primer nivel en la próxima administración municipal de Colima. Si lo logra, el retoño de ambos políticos irá directo a la guardería. 

“Hoy me toca cuidar al niño desde casa. No me puedo yo dar el lujo de sobreponerme a este cargo público (la diputación local de su cónyuge); al contrario, debo de respetar, debo saber sumamente mi papel que hoy tengo que jugar, tanto en la vida familiar como en la vida personal de un servidor, pero también obviamente uno no abandona, como ella me brindó su respaldo y su apoyo, yo se lo tengo que dar, sin duda alguna”, le declaró Paco Rodríguez al periodista Miguel Ángel Vargas, pero más tardó en hacerlo que en lanzarse tras la Secretaría  del H. Ayuntamiento de Colima y buscar al mismo tiempo guardería infantil. Será diputado local consorte y al mismo tiempo funcionario municipal si nadie se lo impide.

La congruencia entre sus dichos y hechos le duró al expriista, experredista, panista y 4teista más encubierto, Rodríguez García, lo que dura una flor. “Tendremos obviamente, día a día, que platicar las cosas que se ven en el Congreso, pero la diputada es ella y ella va a ejercer el cargo a plenitud y con toda la capacidad y con toda su experiencia. La verdad que tiene mucha experiencia en cuestión administrativa y no porque sea mi esposa, pero efectivamente no pusimos como suplente nada más a alguien para que llegara a ocupar el cargo y yo atrás de él, no, al contrario”, le informa Paco Rodríguez a la ciudad, al estado, al país y al mundo.

Conmueve también que Paco haga saber que Priscila García Delgado, “desde los 17 años ha trabajado en el Ayuntamiento de Colima, cuando quedó huérfana de padre ella fue quien estuvo al frente de la economía familiar, de sus propias responsabilidades. A los 17 años empezó a trabajar y ha pasado por diferentes áreas en el propio Ayuntamiento de Colima, desde Servicios Públicos, en limpia, desde Transparencia, desde el Cabildo, desde el Jurídico, en fin”, pero ese no el punto a discutir sino la forma truculenta cómo la hizo su propia candidata a diputada local suplente para seguir viviendo del erario.

Como todo político marrullero, Rodríguez García se va por la tangente, pues el tema no es si la flamante diputada García Delgado está o no “más que calificada” para ocupar el cargo, si es o no licenciada en Derecho con una maestría en Derechos Humanos y “cerca de 25 años de experiencia en áreas administrativas”, sino qué él, con la ayuda de uno de los enterradores del PAN en Colima, Artero Valle, la impuso sobre otras mujeres panistas con mayores méritos partidistas.

“A confesión de parte relevo de pruebas”. Al tratar de justificar su abuso y agandalle, se desnuda tal como siempre ha sido: “También es un tema difícil. Tuvimos que hacer ese cambio, no era ella, Priscila García Delegado no era inicialmente mi suplente, sin embargo, quien era mi suplente estaba ocupando el cargo, y si no fuese así, también iba a estar inhabilitado, (…) le hubieran entregado quizá el triunfo a la otra candidata, o se hubiera repetido la elección. Entonces en ese sentido se hizo el cambio”. Fin que justifica los medios.

Se dice que….

*El panismo colimense todavía no se entera de que Francisco Javier Rodríguez García es un quintacolumnista infiltrado en sus filas por los amloistas René Juvenal “El Señor de las Ligas” Bejarano Martínez y de su ilustre esposa María de los Dolores “Lola la Tierna” Padierna Luna.

*Tampoco se ha dado cuenta de que Paco Javier y Luis Fernando Antero ya negociaron con los dueños del Partido Movimiento de Regeneración en Colima usando como moneda de cambio a su diputada local   Priscila García Delgado y a su regidor del cabildo de Colima, Jonatan Israel Sánchez Peregrina.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here