El ex presidente del CDE del PRI, Rogelio Humberto Rueda Sánchez, había resistido a píe firme la andanada de acusaciones que en sus turnos al bat le enderezaron los también ex dirigentes del priismo colimense, Martín Flores Castañeda Enrique Rojas Orozco y José Manuel Romero Coello, sobre la supuesta malversación de 18, 16 o 15 millones de pesos que debieron haberse aplicado a la construcción de la nueva malograda sede del Tricolor sobre la Calzada Galván de la Ciudad de Colima.

Rogelio Humberto aguantó hasta donde pudo,  los obuses que le dispararon directo a la cabeza Martín, Enrique y José Manuel.  Si bien se le vio tranquilo caminando serenamente hacia su Notaría Pública No. 7 domiciliada en Manzanillo, en ese entonces fue a Casa de Gobierno a decirle a Pepe Nacho Peralta que le aplacara a la jauría si no quería que le cantara una ranchera de rompe y rasga. El amago causó efecto tranquilizador en las turbias aguas tricolores.

Cuando se creía que al tema “dónde quedó la bolita” (los 18, 16 o 15 millones de pesos que nunca salieron de la bóveda de Pepe Nacho) ya lo habían archivado los dueños del PRI Colima, lo revivió tronante el presidente de su  CDE, Arnoldo Ochoa González, quien acusó a Rueda Sánchez de causarle a su partido  multas “por cerca de 10 millones de pesos que nos sancionan cada mes con el 50% -de las prerrogativas-, son 248 mil pesos” , porque  el nuevo notario público porteño “no concluyó el edificio de Calzada Galván, además por haber cambiado las cuentas del partido a una cuenta individual”.

 “La cuenta privada se puso a nombre de él (Rogelio Humberto Rueda Sánchez); esta situación fue para supuestamente tener una ganancia producto de los intereses generados en una casa de bolsa. Todo el fondo que tenía el partido se cambió ahí, el fondo del fideicomiso que, en su origen, antes de que hubiera adelanto a empresas, etc., era de aproximadamente, en números redondos, de 16 millones de pesos”, acusó inapelable el “político profesional” Arnoldo Ochoa González, quien por iniciativa propia o instrucciones  del verdugo del PRI Colima, Pepe Nacho Peralta, revivió un desfalco que viene a sumarse a muchos otros más por los que traen a su patrón como perico a toallazos.

Desde las oficinas de su Notaria Pública No. 7 con domicilio en el Boulevard Miguel De La Madrid Hurtado No. 875, Playa Azul, Salagua, Manzanillo, Colima, el día 21 de Septiembre de 2021, Rogelio Humberto Rueda Sánchez le envió a su ex camarada de partido Arnoldo Ochoa González, claro y contundente escrito en el que califica de falsas sus aseveraciones consignadas en los párrafos tercero y cuarto de este artículo, y lo conmina a aclarar paradas y a debatir “en aquello que pueda ser de alguna utilidad a México, a Colima y al partido cuyo comité estatal ahora preside usted”.

Como no recibió respuesta alguna de su acusador, el agraviado hizo público su escrito el día 26 de septiembre de 2021, para beneplácito del graderío ávido de peleas full contact callejeras entre pesos pesados de la política colimeña como Rogelio Humberto y Arnoldo. ¡Hay tiro, hagan sus apuestas¡

EL ACABO

*Pepe Nacho Peralta ha dejado al PRI financieramente quebrado, moralmente devaluado y electoralmente derrotado. Lo peor para los priistas de principios y convicciones, que los hay, es que no atinan a encontrar la salida ni ven líderes capaces de sacar al buey de la barranca. Entre más se tarden en liberarse de quienes los llevaron al descrédito y a la derrota, más difícil y costoso les será volverse a poner en pie para transitar hacia las elecciones de 2024.

*“Tenemos que reconstruir la democracia de Morena porque ahora, es una lástima decirlo,  Morena es el partido más autoritario de México, y  no porque yo esté en Morena o porque algunos de ustedes estén en Morena, no lo tengamos que aceptar”. Gilbrán Ramírez Reyes, “politólogo, analista político y columnista”, más amloísta que Vladimir Parra Barragán.

*En México, Colima incluido, los ciudadanos de bien que “nada deben” , son los que todo temen; en cambio, los malandrines que todo deben,  nada temen, sabedores de que los abraza y protege el manto de la impunidad. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here