El primero en abrir fuego en contra del ex dirigente estatal del priismo colimense, Rogelio Humberto Rueda Sánchez, por la supuesta malversación de “18 millones de pesos que había para la construcción del nuevo edificio de la Calzada Galván”, fue uno de sus antecesores en el cargo, Martín Flores Castañeda, quien en plena noche buena de año 2019, valiéndole madres el espíritu navideño, disparó que el PRI en Colima “se derrumbó, desafortunadamente, por presidentes como Rogelio Rueda Sánchez”, motivo más que suficiente, sentenció, para sancionarlo  y fincarle responsabilidad penal por las irregularidades en el nuevo edificio inconcluso del partido ubicado en la Calzada Galván de la capital del estado.


“Se le dejan a Rogelio Rueda 18 millones de pesos para la construcción del edificio (de la discordia tricolor) y los desaparece. Los gastó en 5 ó 10 toneladas de fierro viejo. Nosotros hicimos nuestro esfuerzo de comprar ese terreno en la Galván, vendiendo otro y acumular recursos frescos para financiar con dinero propio del partido, su edificio”, acusó Flores Castañeda, pero nunca jamás pasó de sus dichos a las acciones concretas como la de encausar penalmente al ahora flamante notario público porteño.

El segundo en moverle a la supuesta desaparición de los 18 millones de pesos destinados a la frustrada edificación del edificio sede del CDE del PRI, fue José Manuel Romero Coello,  quien desempeñó el mismo cargo que Rogelio Humberto, desde el 18 de junio de 2020 hasta el 3 de febrero de 2021, un día después de haberle entrado con fe a los tamales y al atole por el día de La Candelaria. Él también quiso saber a dónde fue a parar el dinero del que habló Martín, pero más tardó en hacerlo que en echarse pa´ tras al saber que todo apuntaba hacia Casa de Gobierno y Complejo Administrativo donde le dijeron “no le muevas”, y obedeció.

Quizá desquiciado por la quiebra financiera del partido al que le tocó dirigir sólo para entregarle la gubernatura a la MORENA Indira Vizcaíno Silva, sin preguntarle primero a José Ignacio Peralta como tampoco lo hicieron en su oportunidad Martín Flores Castañeda y José Manuel Romero Coello, Arnoldo Ochoa González se le fue a la yugular al notario Rueda Sánchez, acusándolo de causarle a su partido  multas “por cerca de 10 millones de pesos que nos sancionan cada mes con el 50% -de las prerrogativas-, son 248 mil pesos”, debidas a que el ahora expresidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del tricolor, Rogelio Humberto Rueda Sánchez, “no concluyó el edificio de Calzada Galván, además por haber cambiado las cuentas del partido a una cuenta individual”.

 “La cuenta privada se puso a nombre de él (Rogelio Rueda Sánchez); esta situación fue para supuestamente tener una ganancia producto de los intereses generados en una casa de bolsa. Todo el fondo que tenía el partido se cambió ahí, el fondo del fideicomiso que, en su origen, antes de que hubiera adelanto a empresas, etc., era de aproximadamente, en números redondos, de 16 millones de pesos”. Si bien Arnoldo luego matiza sus tronantes declaraciones comentando que “de acuerdo a los estudios financieros que se realizaron por el traspaso de los 16 millones de pesos a una cuenta privada a nombre de Rogelio Rueda, “en ese tema no hay un desvío,  hasta ahorita, una situación de ese corte, pero sí se tendrá que investigar a fondo, lo que sanciona el INE es que recursos del partido que son de origen público, no pueden estar en cuentas privadas, ese fue el tema fundamental”.

Luego entonces, se puede colegir que de lo que debe responder como hombrecito Rogelio Humberto Rueda Sánchez es por la multa que le fincó el INE por haber depositado  la lana del PRI en su cuenta personal. “ Será el Sereno”, pero, con sus declaraciones, Arnoldo ha sembrado dudas sobre la honestidad de Rogelio Huberto, mismas que éste ya no pude dejar pasar como lo hizo con las que antes vertieron sobre el mismo escabroso tema Martín Flores Castañeada y José Manuel Romero Coello. ¿O sí?

EL ACABO

*Igual que el PAN, el PRI renovara su dirigencia estatal hasta el año próximo. ¿Quiénes serán los valientes que asuman el reto de sacarlos de la barranca?

*El salvamento financiero de los partidos antes mencionados está en las generosas manos de los militantes que a su sombra se hicieron multimillonarios. ¿Nombres? No,  porque sería difamación.

*A pesar de que el nombramiento de Gabriel Verduzco Rodríguez como Fiscal General del Estado, aprobado por el Congreso del Estado, abarca hasta el mes de septiembre de 2024, ya andan desatados varios abogados conversos a la nueva religión política 4trepista, para bajarlo del macho con la ayuda de la mayoría de diputados morenistas de la actual LIX Legislatura Estatal,  y ocupar su lugar en cuando llegue a la gubernatura Indira Vizcaíno Silva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here