El domingo seis de junio de 2021, los electores colimenses le pusieron fin a las carreras políticas de personajes que llevaban años enriqueciéndose a costillas del pueblo bueno y sabio. Quedó de manifiesto que nada tienen ya que hacer en la vida pública de la entidad, por ejemplo, Jorge Luis Preciado Rodríguez, Leoncio Alfonso Morán Sánchez, Virgilio Mendoza Amezcua, Héctor Insúa García, Rafael Mendoza Godínez, Óscar Ávalos Verdugo, Felipe Cruz Calvario, Arnoldo Ochoa González, Federico Rangel Lozano, Fernando Antero Valle, Martha Leticia Sosa Govea, José Donaldo Ricardo Zúñiga, entre otros.

El menaje que los electores les depositaron en las urnas a quienes siempre han vivido de la política colimeña fue claro y contundente: Su ciclo ya terminó y más les vale irse con su música a donde nadie los conozca ni reconozca. Eso sí, lo bailado, bebido, comido y sustraído de los bolsillos de los ciudadanos, nadie se los quitará.

Los porteños que a punto estuvieron de salir de Guatemala para meterse en Guatepeor, se libraron de que la amenaza chigüilinera con domicilio legal en Villa de Álvarez, Jorge Luís Preciado Rodríguez, los gobernara para el próximo trienio 2021-2024. Ellos prefirieron mala por conocida que correr el riesgo de que el advenedizo político tomara por asalto el gobierno municipal, pues hasta la escultura del Pez Vela hubiera peligrado con él como su alcalde.

Si mentalmente sano estuviera el sempiterno candidato a gobernador, Leoncio Alfonso Morán Sánchez, dese hace rato hubiera ya tocado retirada de su partido Movimiento Ciudadano y de la política colimeña, para ocuparse de lleno en los negocios que creó al amparo de los cargos públicos que ha ocupado. Pero como sensato no es, ya se está preparando para contender en 2024 como candidato a senador de la República y de nuevo a gobernador para 2027.

Martha Leticia, cada tres años rejuvenecida, el mismo Preciado Rodríguez y el “líder invicto en contiendas electorales plurinominales”, Fernando Antero Valle, seguirán a la caza de pluris si los panistas de a de veras no se los sacuden de una buena vez. Si el Partido Acción Nacional de verdad quiere recurar la aceptación ciudadana y su competitividad electoral perdidas, debe empezar por correr de sus flas a quienes medraron a su sombra los últimos 20 a años sin aportarle más que vergüenzas y descrédito. 

En la misma situación está el Partido Revolucionario Institucional que también deberá renovarse a fondo para volver a ser opción electoral de cara al 2024. Al igual que el PAN, debe jubilar a la desgastada generación de militantes tricolores y abrirles paso a sus nuevos protagonistas como quienes ganaron cargos de elección popular el domingo 6 de junio de 2021. Renovarse o desaparecer, es la cuestión que deben resolver cuanto antes mejor para ellos, priistas y panistas.

Otro interesante mensaje que los electores enviaron a la sociedad a lo largo y ancho del país, “Nuestra Colima” incluida, es el de que las marcas PRI y PAN todavía conservan cierto atractivo electoral, no así los cartuchos quemados que las desprestigiaron. La clave para que ambos institutos políticos vuelvan a levantar vuelo está en la nominación de las mejores mujeres y los mejores hombres como sus próximos dirigentes y candidatos y candidatas a todos y cada uno de los cargos públicos que en el futuro disputen. Habrá PRI y PAN para rato si sus respectivas militancias acreditan en los hechos voluntad y compromiso de cambiar para cumplirle a la sociedad que los sustenta.

Se dice que…

*De por sí la Martha María Zepeda Del Toro ya era risueña, pero al sumarse con la alcaldesa porteña Griselda Martínez M. perdió todo el glamur que le quedaba, que hasta sus compañeros del programa radiofónico porteño subsidiado con dinero el pueblo vía Ayuntamiento, resintieron sus vulgaridades fruto de la soberbia y la prepotencia de haber logrado la reelección en la alcaldía el domingo 6 de junio de 2021 como dama de compañía de Griselda Martínez M.

*La Martha señal con sus dedos pelando un pepino que se hizo viral, es ya patente de tan distinguida dama que así se burla de quienes perdieron en las recientes elecciones celebradas en la ciudad y puerto de Manzanillo. Ella debe saber que la que se ríe es porque se lleva y la que se lleva se aguanta cuando le reviren. También, que donde las dan las toman y donde las toman las quitan. Al tiempo.

*Les está costando aceptar a los morenos que las contiendas electorales se pueden ganar o perder hasta con un solo voto de diferencia a favor o en contra.

*Bien, muy bien, por la ejemplar actitud democrática acreditada por Mely Romero Celis al visitar a los electores de todo el estado para agradecerles el respaldo que le dieron en campaña. El positivo gesto de la priista contrasta con el mutis que hasta ahora han hecho Leoncio Alfonso Morán Sánchez (PMC) y Virgilio Mendosa Amezcua (PVEM).


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here