El alcalde que hace tres años se convirtió del panismo al emecismo y de éste ahora al verde ecologismo, Felipe Cruz Calvario, parece que se dio ya por bien servido con la casi segura diputación local plurinominal que negoció con el titular de la franquicia del Partido Verde Ecologista de México en el estado, Virgilio Mendosa Amezcua, para su cónyuge Patricia Ceballos Polanco, quien desde ahora se ve apoltronada en una curul de la próxima LX Legislatura Estatal a partir del 1 de octubre de 2021.
Cuando se creía que Don Felipe le echaría toda la carne al asador para sacar avante a su candidata a sucederlo en el cargo, Karina Heredia Guzmán, respaldándola en días y horarios no laborales con todo el personal de confianza que le debe las chamba en su administración muncipal 2018/2021, resulta que no, ni con tiempo mucho menos con dinero la están apoyando. Ella anda sola y su alma taloneándole en las calles de colonias, barrios y comunidades del municipio en busca del voto ciudadano para alzarse con una victoria que, de lograrla, será su mérito propio y de su pequeño grupo de campaña, de nadie más.
Karina es vista como la candidata del partido (Verde Ecologista de México) que es gobierno muncipal, pero su triste realidad es que los ciudadanos sólo le cobran las duras de la administración felipista pero no recibe de ésta las maduras para compensar unas con otras. Ahora sí que puros reclamos de los vecinos por fallas en servicios públicos municipales y demás yerbas, pero nula capacidad de respuesta a los mismos porque el alcalde ni suda ni se acongoja.

Si el alcalde de Villa de Álvarez todavía en funciones y la próxima diputada local plurinominal, Felipe y Patricia, siguen viendo los toros desde su cómoda barrera presidencial en La Petatera, el 15 de octubre irremediablemente se la entregarán, junto con otras instalaciones municipales, al candidato de la “Chiquimafia” en el poder disfrazado de morenista, Guillermo Toscano Reyes, cuyo padrino político , Mario Delgado Carrillo , no se la va a acabar con el “Metrogate” en que está metido hasta sus ojos de mollo.
Si el muy cuestionado por sus antecedentes de farmacodependencia y delincuenciales, de los que no hay pruebas fehacientes de que se haya rehabilitado, Guillermo Toscano Reyes, no logra empoderarse en la alcaldía de Villa de Álvarez a pesar de los jitomates, pepinos, papayas y demás frutas y verduras que les repartió a los pobres del municipio, productos todos de segunda y de tercera, no será porque Don Felipe y Doña Patricia se le lo vayan a impedir, sino porque la mayoría de los electores voten a consciencia por la mejor opción que es Karina Heredia Guzmán, mujer preparada, con educación, de limpia y bien llevada carrea pública, sin adicciones ni problemas de conducta.
Otro factor que puede impedirle a Guillermo encaramárseles a los villavarenses de tradición es la estrepitosa caída del todavía dirigente nacional del Partido Movimiento de Regeneración Nacional, Mario Delgado Carrillo, quien lo hizo candato, uno de los tres causantes directos del derrumbe de la trabe de la vía elevada del Metro de la Ciudad de México que provocó la muerte de 26 inocentes pasajeros y más de cincuenta heridos de ellos, además de las afectaciones a la movilidad de miles de capitalinos al dejar fuera de servicio la siniestrada Línea XII que para él y su padrino Marcelo Ebrard fue Dorada por el oro que les proporcionó su construcción.

PERFILAZOS

*Virgilio Mendosa Amezcua (PVEM), Mely Romero Celis (Coalición “Va por Colima”) y Leoncio Alfonso Morán Sánchez (PMC), candidatos a gobernador de Colima, continúan enfrascados en la guerra de encuestas patito peleando por el segundo lugar de la contienda que a estas alturas todavía lidera Indira Vizcaíno Silva (MORENA) con unos ocho puntos porcentuales de ventaja, no más. De seguir empecinados en rifársela por separado hasta el final, a Virgilio, Mely y Leoncio se los cogerá la bruja. Al tiempo.

*El debate a celebrarse el lunes 17 de mayo de 2021 resultaría de interés si en él participaran sólo los cuatro candidatos mencionados en el primer perfilazo, pues los tres coleros no tienen vela en el entierro, su participación en la contienda por la gubernatura es meramente testimonial. En un acto de honestidad, debieran abstenerse de asistir, le harían un gran servicio a los ciudadanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here