El solo hecho de haberles solicitado al Instituto Electoral del Estado (IEE) y al Tribunal Electoral del Estado (TEE) “se apliquen medidas cautelares” en contra los medios de comunicación locales como Colima Noticias, Diario de Colima, Noticiero Radiofónico En Contacto y Archivo Digital Colima, entre otros, para que no publiquen ni difundan información o comentarios que le incomoden, pinta de cuerpo entero a la candidata de MORENA a la gubernatura de Colima, Indira Vizcaíno Silva, quien prefiere la confrontación a la conciliación.
Su intolerancia hacia las voces que ella juzga discordantes a su proyecto político, y su talante represivo de la libertad de expresión, son copia al carbón de las mismas actitudes asumidas desde el 1 de diciembre de 2018 por su protector Andrés Manuel López Obrador, quien todos los días a todas horas fustiga a los medios de comunicación que osan criticarlo y a los líderes de opinión que no se doblegan ante sus actitudes mesiánicas y afanes francamente absolutistas, ciento por ciento antidemocráticos.
Hoy les tocó recibir la ira de la dama de morado que se ve ya a las puertas de Casa de Gobierno y Complejo Administrativo, a las casas editoras mencionadas en el primer párrafo de este artículo, pero mañana les tocará el turno a otras, y si logra empoderarse de “nuestra Colima” la emprenderá lo mismo en contra de la Universidad de Colima a la que ya tiene en la mira, que sujetará a su nada santa voluntad a los otros dos poderes del estado, exactamente como lo está haciendo a nivel nacional el émulo de dictadores sudacas.
También satanizará a los abogados, a los empresarios, a la gente productiva y estudiosa, a los luchadores sociales, a los programas de apoyo a los grupos vulnerables dejados fuera por los clientelares como los que manejó a placer como Delegada en Colima de los Programas Sociales del Gobierno Federal que dejó entre la duda de corrupción sin que autoridad alguna de la 4T se hay pronunciado al respecto a pesar de haber denuncias.
Si los electores le abren a Indira las puertas del poder estatal en su cita a las urnas del domingo 6 de junio de 2021, a “nuestra Colima” le irá peor de lo que ella critica del gobernador en turno y el gobierno de AMLO juntos. De este tamaño es la amenaza que se cierne sobre los colimenses que, si no lo impiden a golpe de votos de rechazo hacia ella, verán deteriorada aún más su economía, una mayor y más grave violencia y un rosario de recriminaciones a los gobiernos estatales anteriores para justificar el incumplimiento de sus promesas de campaña, sus errores y falta de resultados y avances.
Indira es muy risueña, le gusta llevarse, pero no aguanta vara, tal como lo hizo al acusar a su compañero de la 4T, diputado Carlos César Farías Ramos, dizque por violencia política de género. De verdad muy cómoda su postura. Si la halagan quienes ya se ven en la nómina de Comunicación Social de su eventual próximo gobierno, feliz y contenta; pero al menor atisbo de crítica, denuncia y rechazo, presurosa la emprende judicialmente contra sus detractores.
Alguien debiera explicarle que las contiendas electorales no son guerras floridas sino de pedradas y garrotazos, golpes de toda clase; y que donde los dan también los reciben. Si no quiere que la trillen puede salirse del baile que se pondrá más feo en las próximas semanas sin distingos de género, religión, orientación sexual ni filiación política. Esto apenas ha empezado.
Se dice que…

*Las malas influencias de Arnoldo Vizcaíno Rodríguez, Rogelio Humberto Rueda Sánchez y Vladimir Parra Barragán sobre la cándida Indira terminarán por descarrilarla.
*A tras mano, un ex funcionario electoral que siempre se benefició de los favores que graciosamente le otorgaron panistas y priistas, es el principal asesor en la materia de la candidata Indira Vizcaíno Silva.
*De risa loca el amasiato electoral entre dos políticos que pasaron del odio jarocho a cogerse carillo gracias a una diputación local de mayoría relativa para el junior de Martín Tilín.
*“No, @Antonio Antollini. AMLO no es como Jesús. Jesús no llenó el Zócalo tantas veces”: Estefanía Veloz, chicana feminista, abortista, socialista , vegetariana y adoradora del Peje.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here