Cuando a los políticos les llega la lumbre a los aparejos, siempre se asumen víctimas de guerra sucia orquestada contra ellos por su adversarios para bajarlos de la nube, pero en el caso particular de quien en las elecciones de 2015, vestida de amarillo transparente, respaldó con sus redes del mismo color al entonces candidato del PRI a la gubernatura del estado, José Ignacio Peralta, quien en pago a sus valiosos servicios la nombró Secretaria de Desarrollo Social a donde se llevó a su equipo de colaboradores, han sido sus propios compañeros de la 4T quienes contra ella han dirigido las baterías; es decir, se trata de vulgar pleito en familia.
Uno de los malquerientes de Indi, el diputado local petista experto en lectura de grandes números arábigos y romanos, Carlos César Farías Ramos, lleva ya más de dos años trayéndola a tiro por viaje. El más reciente so pretexto de la visita a Colima de un grupo de agentes del Ministerio Público Federal en materia de corrupción que vinieron para ampliar la investigación en curso sobre una de las varias acusaciones de corrupción que en contra ella penden.
“Fui entrevistado y aporté los datos y elementos de pruebas sobre el tema de 60 jóvenes fantasma que supuestamente laboraban en el recinto legislativo bajo ese programa”, informó el Coordinador del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo en el Congreso del Estado, Carlos Farías Ramos. Los comunicativos investigadores le confiaron que “en lo largo y ancho de la República hay casos similares en otros centros de trabajo, pero Colima es el único estado que cometió este grado de corrupción tan profundo en donde en una sede del poder popular se gesta este delito”.
“Las investigaciones de los agentes han arrojado elementos que acreditan el acto ilícito como domicilios inexistentes, credenciales falsas y testimonios de jóvenes que, aseguran, les pedían mochada de la beca que recibían”, abundó Farías Ramos sobre el escandaloso caso de corrupción del programa “Jóvenes Construyendo el Futuro” en el que están directamente involucrados la ahora abanderada de los partidos Movimiento de Regeneración Nacional y Nueva Alianza a la gubernatura de Colima, Indira Vizcaíno Silva, y su mozo de estribos Vladimir Parra Barragán.
En el muy sonado caso del acto anticipado de campaña que llevó a cabo Vizcaíno Silva con la donación al IMSS Colima de medicamentos propiedad del Sector Salud, por cierto también denunciado en su oportunidad por el propio Farías Ramos y la diputada federal Claudia Valeria Yáñez ,ambos reconocidos cuatroteístas, amloístas de cepa, la involucrada trata inultamente de evadir su responsabilidad asegurando “que no hay pruebas contra ella en las denuncias presentadas por el PRI por el caso de la donación de medicamentos del Sector Salud al IMSS”. Como siempre, solamente “un fondo electorero”. ¡No pos’ sí¡
Lo mismo podrá decir Indira de las fundamentadas denuncias contenidas en la carpeta de investigación sobre de actos de corrupción cometidos al interior del Poder Legislativo con el programa Jóvenes Construyendo el Futuro detallados en el primer párrafo de este artículo de opinión: “Dichas denuncias tienen un fondo electorero, son acciones mediáticas y desesperadas”, o sea, no hay cómo ni por dónde pueda prosperar señalamiento alguno en contra de los impolutos morenistas sin pecado original de corrupción concebidos que se cubren con el santo mando de su Mesías. Le falta decir que la atacan porque lidera la contienda por la gubernatura del estado.
Como la cruzada contra la corrupción emprendida por el líder moral de la 4T sólo aplica a la bueyada opositora, y no para su feligresía como Indira Vizcaíno Silva, nada contra ella prosperará, así haya pruebas, datos e indicios sobre sus trapacerías, realidad que sus adversarios políticos deberán aceptar y olvidarse de que la justicia le echará el guante ahora que, protegida por la candidatura, puede adoptar el muy socorrido papel de víctima política de género.

EL ACABO

*Ni el dirigente nacional del Partido Movimiento de Regeneración Nacional, Mario Delgado Carrillo, ni su candidata a gobernadora del estado, Indira Vizcaíno Silva, condenan al presunto violador guerrerense José Félix Salgado Macedonio, porque su credo 4teista no incluye la prohibición a violar ni a desear las parejas de los prójimos, solamente a “robar, mentir y traicionar”. Y como lo que no está prohibido es permitido…

*La probable participación del ex diputado local de mayoría relativa, ex Director del Instituto Mexicano de la Juventud y ex dirigente estatal del PRI, como probable candidato a presidente municipal de Colima, le pondría sabor a la contienda para la que apuntados están ya Federico Rangel Lozano (MC), Margarita Moreno González (PRIANPRD) y Claudia Valeria Aguirre Luna.

*Hasta ahora, son cinco los seguros participantes en la contienda por la gubernatura de Colima 2021/2027 a punto de arrancar: Mely Romero Celis (PRI/PAN/PRD), Virgilio Mendosa Amezcua (PVEM), Claudia Valeria Yáñez Centeno y Cabrera (FXM), Indira Vizcaíno Silva (MORENA/PANAL) y Leoncio Alfonso Morán Sánchez (MC).

*El precandidata de la coalición “Sí por Colima”, panista Riult Rivera Gutiérrez, está a la espera de conocer los nombres y los perfiles de quienes serán sus compañeros de fórmula: Cinco candidatos a presidentes municipales (Colima, Comala, Coquimatlán, Cuauhtémoc y Villa de Álvarez) y ocho a diputados locales (distritos primero a octavo), para armarse caballero y entrarle con fe a la contienda.