«El desacuerdo no debe llevarnos a la separación. Sin unidad, no hay paz, sólo amargura y furia (…) Debemos terminar esta guerra no civil que pone el rojo contra el azul, republicanos contra demócratas, conservadores contra liberales, podemos lograrlo si tenemos un poco de tolerancia y libertad”, sabias palabras del presidente de los Estados Unidos de América, Joseph Robinette Biden Jr., pronunciadas en su discurso inaugura el miércoles 20 de enero de 2021, que ojalá hiciera suyas el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, que hasta ahora ha seguido fielmente el pésimo ejemplo belicoso compulsivo de su amigo Dondald John Trump.
Aunque es mucho pedir, no hay que perder la fe en que López Obrador pronto reconozca públicamente que también en México “Podemos darnos una mano, ayudarnos unos a otros. Si lo hacemos, tendremos un país más fuerte y aún podemos estar en desacuerdo, pero necesitamos toda nuestra fuerza para prevalecer a este invierno oscuro. Vamos a descartar la politiquería y encarar esta pandemia como una sola nación”, en palabras de Biden, y no más enfrentar maquiavélicamente a unos mexicanos contra otros y emprenderla rabiosamente en contra de todo lo que no le cuadre.

Si en lugar de recocer que se logra más con miel que con hiel, el líder moral de la 4T sigue con su “comedia de equivocaciones” y viendo monos con tranchetes por todos lados, peleándose hasta con su propia sombra sin “hacerle caso a nadie” ni darse cuenta del “hartazgo nacional” que su maniqueísmo político y abuso del poder han provocado, en palabras de Elenita Poniatowska, terminará peor que el loco Trump. Al tiempo.
Los primeros cambios de política pública anunciados por el presidente Biden para contener la pandemia del Coronavirus, garantizar el acceso a la salud, estimular la economía, apoyar la industria nacional, favorecer a la clase media y crear millones de nuevos empleos con mejores remuneraciones, fortalecer la lucha contra el cambio climático restringiendo nuevos proyectos de fracking y acelerando una transición ecológica que permita llegar a emisiones neutras de dióxido de carbono en 2050, impactarán de lleno en el gobierno de puntadas y ocurrencias de la 4T al grado de cambiarle a López Obrador hasta el modito de andar, no se diga de expresarse.
La expresión facial de López Obrador cuando se refiere a Joe Biden todavía deja ver su profundo pesar por la derrota de su amigo Donald Trump con quien dizque “hubo diálogo para la solución de controversias y respeto a la soberanía nacional”, pero debe dejar atrás de una buena vez y para siempre su duelo y avocarse a fortalecer la relación con el nuevo mandatario de un país (USA) “vecino, hermano, donde viven y trabajan 8 millones de mexicanos”.
El Primer Ministro de Canadá, Justin Pierre James Trudeau, quien desde el primer momento reconoció el triunfo de Joe Biden sin esperarse a que tomara posesión como lo hizo López Obrador, ha sido el primer líder extranjero con quien elpresidente estadounidense entabló comunicación para versar sobre la “importante relación bilateral” USA-CANADA. Entre más pronto López Obrador entienda y acepte su nueva realidad, mejor para él y para México. ¿O no?.

Por el bien del pais, ojalá que l@s viud@s 4teístas de Donald Trump no le guarden duelo por más tiempo,y pronto se pongan blanditos y cooeprando con la nueva admnistación encabezada por Joe Biden, pues si continúan pasandose de tueste, el pueblo bueno y sabio de México termninará pagado las consecuencias.
“Conversamos con el presidente Biden, fue amable y respetuoso. Tratamos asuntos relacionados con la migración, el Covid-19 y la cooperación para el desarrollo y el bienestar. Todo indica que serán buenas las relaciones por el bien de nuestros pueblos y naciones”, informó Andrés Manuel López Obrador tras ser comunicado por Alfonso Romo, ex titular de la Oficina de la Presidencia de la República, desde su casa ubicada en el Club Hípico “La silla” de Monterrey, Nuevo León hacia donde viajó exprofeso el tabasqueño.

EL ACABO

*“Ninguna persona en Twitter es responsable, por sí sola, de nuestras políticas o acciones de cumplimiento, y es lamentable ver comentarios dirigidos a nuestros empleados como responsables únicos de las decisiones o reglas de la empresa”, fue la contundente respuesta a los infundados señalamientos que Andrés Manuel López Obrador, al más puro estilo trumpista, le hizo a Hugo Rodríguez Nicolat, Director de Política Pública de Twitter México y América Latina.
*El proceso de la nominación del candidato priista a la diputación por el Segundo Distrito Federal, Óscar Ávalos Verdugo, avanza de acuerdo a los tiempos y etapas marcados en la convocaría respectiva.
*La contienda 2021 por la alcaldía de Colima 2021 se avizora muy similar a la anterior, entre hombres y muy competida. Hasta ahora el único seguro de participar en la misma es quien ya desempeñó satisfactoriamente ese cargo, Federico Rangel Lozano.