*Determinación es violatoria de garantías, legalidad y derechos humanos fundamentales, afirma

Colima, Col.- Inadmisible que el Gobierno del Estado, haya privado de servicios médicos en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a los agentes policíacos por el simple hecho de ser trabajadores de confianza ello, impactará negativamente en el tema de la seguridad al no estar al cien por ciento para el desempeño de sus funciones.

En esos términos se expresó el legislador Carlos César Farías Ramos quien agregó que, les afecta la vocación de servicio y va a decrecer el nivel de inseguridad, “es un tema de derechos, legalidad y derechos humanos fundamentales”.

Indicó que, el elemento humano es el más valioso en materia de seguridad, prevención del delito, investigación y persecución, sin importar inversión económica, de infraestructura o tecnológica se haga, “debe protegerse al recurso humano con lo básico de los servicios médicos”.

Expuso que el privar de los servicios médicos a los agentes policíacos, es violatoria de garantías, legalidad y derechos humanos fundamentales a los trabajadores de acuerdo a los artículos establecidos en la Constitución Federal y la Ley de Pensiones.

Precisó que, a diario están expuestos al peligro, a sufrir un altercado o sufrir algún daño o lesión en caso de que haya algún enfrentamiento y, al no sentirse protegidos, baja su rendimiento y trae un impacto negativo en materia de seguridad.

Finalmente, Carlos Farías señaló que, los agentes de policíacos deben tener acceso a la justicia y a los servicios médicos y por ningún motivo se les debe marginar.