A cuatro días de la gran cita a las urnas para definir el futuro del estado libre y soberano de Colima, sus ciudadanos tienen en la candidata a gobernadora, Mely Romero Celis (Coalición “Va por Colima”), a quien puede evitar la instauración en el poder estatal de la pandilla amloísta con Indira Vizcaíno Silva a la cabeza. Desfondado desde hace rato ya el narcisista por cuarta vez aspirante a los mismo que rompió lanzas con el empresariado colimense, Leoncio Alfonso Morán Sánchez, los votos contrarios a MORENA y a su 4T deben ser para Mely, la salvación. Sólo ella puede derrotar a la candidata del presidente de la República que empeñado está en reducir a los poderes legislativo y judicial de la Federación y hacerse de las gubernaturas estatales para imponer su ley que no es otra que la de Herodes.
La efectividad de los votos de los electores conscientes, responsables y comprometidos con un Colima mejor, que logren evitar el avasallamiento de las hordas 4teístas que van con todo por todo sin dejar piedra sobre piedra, sólo la garantiza Mely Romero Celis. Lo mejor para los colimenses es que los simpatizantes del mencionado violento verbal y terco hasta decir basta, Leoncio Alfonso Morán Sánchez, y del porteño Virgilio Mendosa Amezcua (PVEM) que está jugando ahora igual que como lo hizo en 2015 para ayudarle a llegar a la gubernatura a su amigo José Ignacio Peralta Sánchez, pero esta vez allanándole el camino a su compañera de la 4T, Indira Vizcaíno Silva, les declinen su apoyos y los reorienten hacia la ganadora Mely Romero Celis.
A unas cuantas horas de la elección de todas las elecciones, Indira perdida tiene la ventaja que durante todo el trayecto de la carrera por la gubernatura de Colima presumió tener. Ella lo sabe y está entrando ya en pánico, pues tonta, tonta, no es como para no entender que más del 70% de los electores colimenses simple y llanamente no la aceptan; al contrario, la rechazan, tano por su historia persona de trepadora política como por su enriquecimiento personal, no se diga por los bribones de siete suelas que integran su primer círculo.
La mejor prueba de que la hija del muy ambicioso Arnoldo Vizcaíno Rodríguez sabe que puede perder la partida ante Mely Romero Celis, es que ha recurrido a las encuestas falsas, como su Mesías, para tratar de convencer sin lograrlo que ella cierra arriba y delante de la priista en las preferencias electorales de los colimenses, cuando la realidad es que ya se atoró en su alocada carrera por la grande y de donde está terminara más abajo aún.
Los politizados electores colimenses tienen en sus votos las mejores armas para salvar a Colima de lo que le espera con un gobierno estatal 4teísta como los que sufren en Morenos, Puebla, Veracruz, Guerrero y puntos intermedios. Es el próximo domingo 6 de junio de 2021 o nunca. Mely es la salvación de Colima, hay que darle muchas vueltas ni quebrarse la cabeza. Es con ella o con ella, no hay más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here