*José Ignacio Peralta Sánchez, sus amigos los Brun y la Pista de Hielo acabaron con ese espectacular atractivo 

José Gilberto Ibáñez Anguiano 

Ya han pasado aproximadamente siete años de que José Ignacio Peralta Sánchez fue Presidente Municipal de Colima, entre sus lastres que dejó a su paso fue, el desperfecto ocasionada a las majestuosas, cautivadoras y atractivas fuentes del Parque Hidalgo que incluso, servían para que las niñas y los niños, acudieran a darse refrescantes chapuzones ante las altas temperaturas. 

Penoso que, al actual gobernador de Colima, le interesó más el negocio redondo que en su momento hizo con sus amiguitos los Brun, ya que, al colocar la famosa Pista de Hielo, descompuso las fuentes y jamás destinó recursos para su rehabilitación. 

Es muy cierto que, en su momento, fue un excelente atractivo en la época decembrina y navideña, pero, nunca analizaron el daño que le iban a ocasionar a esas genuinas fuentes, dinero prácticamente tirado a la basura.

Su actual estado de las fuentes del Parque Hidalgo es deplorable e inclusive, ya lucen oxidadas y representan un peligro para los peatones que con frecuencia pasan por ahí, ya hay enormes pozos y los fierros están resaltados, en sí, acabaron con un espectacular atractivo. 

Por lo pronto, esa es una inadmisible herencia negativa que dejó a su paso por el Ayuntamiento de Colima el actual mandatario estatal, José Ignacio Peralta Sánchez quien le importó más la avaricia y hacer negocios con sus amigos los Brun prácticamente, un negocio redondo. 

Ya han pasado los alcaldes de Colima, Federico Rangel y Héctor Insúa García y, ninguno hizo algo al respecto para restaurar las fuentes del Parque Hidalgo, ojalá que el actual Presidente Municipal de Colima, Leoncio Alfonso Morán Sánchez tenga contemplado en sus proyectos de obra la restauración de las mencionadas fuentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here